SÍGUEME
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon
POSTS RECIENTES

October 23, 2016

Please reload

BÚSQUEDA POR TAGS
Please reload

La lavanda

27 Jan 2016

Me he propuesto hacer un post semanal sobre una planta, flor o ingrediente típicamente utilizado en cosméticos para que aprendamos sobre cómo extraer bienes de la naturaleza sin causar o reduciendo nuestros impactos.

 

Y quiero empezar con la lavanda, no por cualquier razón, sino porque fue la primera planta de la cual se descubrió que su aceite esencial tenía increíbles bondades. Fue un químico francés, René-Maurice Gattefossé, a principios del siglo XX. Él estaba tranquilamente en su laboratorio desarrollando un nuevo perfume cuando de repente hubo una explosión que le quemó la mano y con todo el susto en el cuerpo, sumergió la mano en un bote de aceite esencial de lavanda. Esto le produjo un gran alivio y fue así que se empezó a interesar por las propiedades de las plantas y flores originando lo que hoy conocemos como aromaterapia.

 

Origen

La planta de la lavanda es originaria del norte y este de África, Arabia, India, el Mediterráneo e incluso del sur de Europa.

 

 

Propiedades

  • antiinflamatorias

  • sedantes

  • antisépticas

  • astringentes

  • antivíricas,

  • antibacterianas

  • bacteriostáticas

  • antiespasmódicas

     

Aplicaciones

1. Bebida: tomar en té de las flores de la lavanda para calmar el estómago, para las encías sensibles, el mal aliento y como relajante frente a la ansiedad y el insomnio.

 

2. Ungüento: echar unas gotitas del aceite esencial de la lavanda en zonas de la piel que tengamos irritadas por una picadura o quemadura o incluso en el cuero cabelludo para frenar la caída del cabello. También nos podemos poner una gotita en las sienes para aliviar el dolor de la cabeza o las migrañas. O simplemente, poner unas florecitas de lavanda debajo de la almohada.

 

3. Baño: echar unas gotitas al agua del baño para sentirnos más relajados y felices. 

 

4. Jarabe: tomar unas gotitas de aceite esencial de lavanda diluidas en un vaso de agua para combatir bacterias y virus relacionados con enfermedades respiratorias (gripe, bronquitis o resfriados).

 

5. Lavados íntimos: utilizar en lavados de zonas íntimas de la mujer para combatir bacterias como el hongo Candida albicans o como estreptococos o tricomonas responsables de muchas infecciones vaginales.

 

Para su cultivo, te dejo aquí un link con un vídeo explicativo.

 

 

Así que ya sabes, a partir de ahora, a utilizar esta flor tan bonita para mimar tu cuerpo.

ÚNETE AL MOVIMIENTO

#NoMasQuímicos

#VuelveALoNatural

Please reload