SÍGUEME
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon
POSTS RECIENTES

October 23, 2016

Please reload

BÚSQUEDA POR TAGS
Please reload

Luna del Pinal, la sostenibilidad no se consigue en un día

21 May 2016

Hoy estoy muy ilusionada de escribir este post. He estado unos días de visita en Madrid y estuve en una venta privada y digamos que, exhibición de arte, de la marca de ropa, Luna del Pinal. 

Es un proyecto en el que se acaba de embarcar una amiga de toda la vida, Gabriela Luna, y su socia, Corina del Pinal. Ambas diseñadoras de moda, Gabi española y Corina guatemalteca, basadas en Londres. Las ves y dices, "estas dos tienen el mismo estilo" aunque cada una con su personalidad única e irrepetible.

 

Y es que su marca es una historia de orígenes, volúmenes, texturas y unicidad. Es una mezcla de historia, moda y artesanía que solo puede surgir de equipos de personas como Gabi y Corina, interesadas en hacer de su moda algo diferente y nuevo, y que alcance una mayor audiencia aun manteniendo una personalidad e imagen de marca. 

Y si te muestro sus piezas lo podrás entender perfectamente...

¿Y por qué te hablo de esta marca hoy después del post sobre las malas noticias del algodón y sus impactos en nuestra salud y la de nuestro planeta? Pues porque estas dos chicas de veintitantos tienen una cosa muy clara: se quieren enmarcar en el movimiento "slow fashion" y quieren reducir su impacto (o, que al menos éste sea positivo) lo más posible. 

 

LA INSPIRACIÓN

Están trabajando con comunidades de tejedoras de Guatemala y ellas les producen todos los textiles. Todas sus prendas están hechas de algodón con algunos detalles en terciopelo y son completamente confeccionadas por Gabi y Corina. Su inspiración para el diseño viene de las power jackets de los años 80 y creo que se puede ver la reinterpretación muy claramente.

 

Por suerte la exhibición/venta tuvo mucho éxito y estuvieron atendiendo a la gente que llegaba sin tregua, pero tuve la oportunidad de platicar un ratito con ellas sobre su proyecto y objetivos. Y de esta breve pero profunda conversación, surge el título a este artículo. 

 

Porque de verdad de verdad, la sostenibilidad no se consigue en un día. Empezar un proyecto de estas características y desde el primer momento tener una materia prima, unos procesos y costes responsables y sostenibles social, ecónomica y ambientalmente, en este mercado, es prácticamente imposible. Es una evolución, una adquisición paulatina de conocimientos, contactos, proveedores, asesores, experiencias...

 

EL ALGODÓN

Su objetivo es que el 100% de su algodón sea orgánico. Pero claro, esto implica conocer a los proveedores, conocer sus procesos... ¿Cómo certificas que efectivamente sea 100% orgánico? Las certificaciones son complicadas y costosas de conseguir. No todo el mundo se lo puede permitir o siquiera les compensa al tener una producción pequeña.

 

LOS TINTES

Y con los tintes pasa algo muy parecido. Si tienes una marca, y estás vendiendo un modelo de abrigo, pantalón, falda, lo que sea, tienes que asegurar un tono de color. Si es blanco, pues el mismo tono de blanco, no puede ser que si blanco roto o blanco hueso o blanco nuclear...porque es que sencillamente la prenda no es la misma en un color que otro. Y es que hasta ahora ese es el problema con los tintes naturales, que no se puede asegurar una homogeneidad de color prenda tras prenda.

 

LAS COMUNIDADES GUATEMALTECAS

Pero lo más complicado de todo es afianzar la relación con las mujeres guatemaltecas. Conseguir hablar "el mismo idioma", tanto para unas como para otras, saber transmitir un mensaje y que se entienda, se comprenda. Tú quieres hacer un diseño, pero tiene que ser respetuoso de la cultura y expertise de la comunidad. No solo eso, sino que parte integral de este proyecto, es el recuperar técnicas artesanales tradicionales de las comunidades. Y a la vez, la comunidad tiene que saber adaptarse a las tendencias actuales. Una vez más, esto no pasa de hoy para mañana. De hecho, cuando llegaron a Guatemala en su primer viaje, fue que se dieron cuenta del gap que había en el mercado justamente en el área de textiles tejidos a mano y del valor que en ello había.

 

EL VALOR Y EL PRECIO

Por último, pero no por ello menos importante, nos queda el precio. Porque el precio de todo esto - el algodón orgánico, la confección de los textiles, y la costura de cada prenda - no es bajo. Vivimos en un mundo en el que el valor se confunde con el precio, y lo vemos en nuestro día a día cuando nos gastamos 2€ o 2$ o 100 pesos en una camiseta y luego sentimos que no tenemos que cuidarla. Porque total, "fue taaan barata". ¿O no? Pues estas chamarritas no son baratas. A nosotras nos las dejaron prácticamente a precio de coste, pero es que luego en tienda se venden por 2,7 veces más, y te aseguro que ni Gabi ni Corina, ni las mujeres guatemaltecas se quedan ni un céntimo de ese precio extra. 

 

¿Y qué quiero decir con todo esto?

Pues que debemos empezar a repensar el valor de las cosas. Si pensamos en toda la gente involucrada en el proceso de elaboración de una prenda, no podemos estar dispuestos a pagar tan poco por ella. Divide los 2€ y piensa lo que le toca a cada uno y todo lo que se lleva la marca. Yo he decidido dejar de comprar a marcas que no sean éticas en este sentido, y en cambio, con mucho gusto gasto una tercera parte de mi sueldo en una prenda de Luna del Pinal. Porque sé que están trabajando teniendo todo esto en cuenta, porque sé que es una prenda que me va a durar años y años, y porque sé que está hecha con amor.

 

Aquí la foto de mi con mi chaqueta que me llegará en septiembre... Son 5 meses lo que tengo que esperar, pero es que las cosas no se hacen por arte de magia de un día para otro.😉 

ÚNETE AL MOVIMIENTO

#NoMasQuímicos

#VuelveALoNatural

#SlowFashion

Please reload